Inmigracion y Empleo

Miércoles, 1 Octubre   

Los últimos días hemos asistido a una polémica sobre un tema que interesa al conjunto de la sociedad española: la política de empleo de inmigrantes en un momento de baja coyuntura económica.

Durante doce años, a partir de 1995 y hasta finales de 2007, la economía española, aprovechando una coyuntura internacional favorable, se caracterizó por alcanzar altos porcentajes de crecimiento con permanente creación de empleo. Esta larga etapa de desarrollo coincidió con un periodo prolongado de bajas tasas de natalidad en España. La combinación de ambos desarrollos produjo un fenómeno hasta hace poco tiempo desconocido para nuestra sociedad: la inmigración.

La obligación de aceptar mano de obra europea en virtud de los Tratados de la Unión quedó pronto diluida ante una realidad mucho más amplia: la llegada a España de cinco millones de inmigrantes, de forma legal o ilegal, procedentes, algunos, de los nuevos Estados miembros de la Unión Europea pero que, en su mayoría, venían de espacios geográficos o culturales más alejados, como la América latina, el Mundo árabe, el África al sur del Sahara e, incluso, el lejano continente asiático.


Tags: ,